Privados: estiman en cerca de 60 mil potencial pérdida de empleos por reforma previsional

Pese al consenso en la necesidad de realizar una reforma previsional, es reconocido que cualquier cambio tendrá efectos en el mercado laboral.

Es que el aumento de la cotización desde 10 a 14% en un plazo de 9 años y con cargo al empleador anunciado por el gobierno, reflotó el concepto de impuesto al trabajo ya planteado frente al proyecto de la expresidenta Bachelet y su polémico Informe de Productividad, que anticipaba la pérdida de entre 2.200 y 394 mil puestos laborales, potencialmente destruidos como consecuencia de la iniciativa que aumentaba en 5% la cotización.

Ayer, fue el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett, el encargado de reabrir el debate, quien cuantificó el número de puestos de trabajo perdidos en torno a 60 mil en régimen.

En esa línea, agregó que la reforma “se hace cargo de ese desafío y por eso su implementación será gradual” y que “como sector empresarial haremos el mejor esfuerzo para que este número no se haga realidad. Esto hace que sea urgente avanzar hacia una legislación laboral más moderna, flexible, que esté en sintonía con los desafíos del mercado laboral en la era digital”.

A su vez, Swett también estimó que cada punto adicional de cotización se traducirá en US$$150 millones de menor recaudación para el Fisco, lo que anticipa un impacto tributario de entre US$650 y US$700 millones, más el costo por empleados fiscales de otros US$750 millones y los US$1.100 millones del Pilar Solidario.

Las declaraciones del presidente de la CPC fueron abordadas por el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien señaló que “este incremento en 8 años (9 en régimen) de alrededor de 0,5 punto por año puede ser absorbido por el mercado laboral, generando efectos bajos en el empleo”.

Agregó que “es indudable que cada vez que se pone una contribución mayor hay algo que afecta el empleo, pero hemos cuidado que sea lo menos posible”, sostuvo, así como también en los salarios.

“Espero que se vean poco impactados porque si combinamos una economía que crece con una economía que crea empleo, y una gradualidad en el aumento de cotización, creemos que puede ser absorbido”, explicó.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario