Fiscal Arias: “Sabemos que religiosos chilenos destruyeron evidencias sobre abusos sexuales”

El fiscal Emiliano Arias se refirió a los casos de abuso sexual al interior de la Iglesia Católica, luego que el Ministerio Público revelara las cifras de casos denunciados y que el cardenal Ricardo Ezzati fuera citado para declarar como imputado por el delito de encubrimiento.
“Es un hecho que los religiosos en este país no tienen la obligación de denunciar, ¿pero pueden ampararse en que no están obligados para no trabajar estrechamente con la autoridad civil denunciando los delitos contra los menores de edad? Es igual que si hubieran tenido debajo de una capilla muchos muertos y solo hubieran hecho investigaciones canónicas”, dijo tajante el fiscal a El País.
En conversación con dicho medio internacional, Arias comentó que la cultura de “encubrimiento” al interior de la Iglesia Católica en Chile, es la que ha permitido la comisión de este tipo de delitos sistemáticamente por tantos años.
Y sostuvo un hecho probado: “Sabemos que religiosos chilenos destruyeron evidencias sobre abusos sexuales”.
Arias, que verá a Ezzati en la audiencia el próximo 21 de agosto, planteó: ““¿Quién es el responsable de una organización y de lo que ocurre en un territorio? El obispo. ¿Por quién pasan todas las denuncias de abusos sexuales contra niños, niñas y adolescentes? Por el obispo. Conocen los hechos durante todo el proceso”.
El persecutor explica que una precisamente un a de las razones por las cuáles el sistema no ha funcionado, es porque nunca se les dio atención a las víctimas.
“No se les creía, no se daba curso a las investigaciones, no se cumplían las obligaciones de enviarlas todas a la Congregación de la Doctrina de la Fe del Vaticano, unido a un sistema ineficaz de justicia canónica”.
Para finalizar, Emiliano Arias sabe que este proceso es histórico para el país e hizo un llamado a las víctimas a seguir denunciando todos esos casos que siguen sin salir a la luz.
“Vamos a hacer un juicio histórico y espero que seamos capaces de establecer que si determinados obispos hubiesen cumplido con las debidas diligencias se hubiesen evitado una buena parte de los delitos de abusos sexuales contra menores cometidos por los religiosos chilenos”.

Fuente: soychile.cl

Sé el primero en comentar

Deja un comentario