Ingeniero ruso confiesa la insólita razón que lo llevó a apuñalar a un compañero en la Antártica

Sergey Savitsky y el soldador Oleg Beloguzov fueron los protagonistas del primer ataque con cuchillo registrado en el continente blanco. Beloguzov fue recibido por el Hospital Clínico de Magallanes, donde se recuperó de las heridas causadas por la agresión.

La semana pasada, el Hospital Clínico de Magallanes recibió a un inusual paciente. Se trataba de Oleg Beloguzov, un soldador ruso de 52 años que fue agredido con un cuchillo en la Antártica, en lo que constituyó el primer ataque de ese tipo en el continente blanco. Beloguzov llegó en estado grave, anémico y con presión baja.

Estuvo tres días en la UCI, conectado a ventilación mecánica y sometido a transfusiones. Finalmente, fue dado de alta el jueves 25 de octubre y regresó a San Petersburgo.

A esa misma ciudad rusa fue deportado Sergey Savitsky, el ingeniero eléctrico de 55 años sindicado como el autor del ataque.
Savitsky, quien se encuentra bajo arresto domiciliario, reveló en sus declaraciones a la justicia, la insólita razón qué lo llevó a apuñalar a Beloguzov, una versión que los investigadores intentan comprobar.

Savitsky y Beloguzov, ambos científicos, llevaban un año viviendo en la estación rusa Bellingshausen. Compartían un pequeño espacio, y tenían acceso a dos canales de televisión ruso, instalaciones deportivas y una biblioteca.

Para pasar las largas horas de soledad, ambos se volcaron a los libros, los que, de acuerdo Savitsky, fueron el origen del conflicto. Según el ingeniero eléctrico, Beloguzov colmó su paciencia ya que el soldador le revelaba el final de los libros antes de que terminara de leerlos.

Así, y con alcohol de por medio, el 9 de octubre no aguantó más y lo agredió. Según publicó el Daily Mail citando medios rusos, Savitsky reconoció haber atacado a su compañero, pero ha dicho que no tenía intención de matarlo y que está arrepentido de lo que hizo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario