En un final de infarto, Colo Colo cae en el último minuto ante Iquique y paga caro el no jugar con todos sus titulares

El cuadro albo sufrió una agónica derrota en el norte, en un duelo en el que prescindió de varias de sus figuras pensando en los choques ante la U y Corinthians.

Colo Colo sufrió más de la cuenta en el comienzo de una semana sumamente importante. Los albos cayeron en la agonía ante Iquique, cuando parecía que se traían un empate desde el Zorros del Desierto a Macul. Claro, y la derrota 2-1 ante los “Dragones Celestes” llega a menos de una semana del Superclásico ante Universidad de Chile y antes de enfrentar a Corinthians en la Copa Libertadores en Brasil, algo que motivó a Héctor Tapia a prescindir de varias de sus figuras este domingo, pensando en guardarlas para sus próximos desafíos. Así, hoy el Cacique salió a la cancha sin Esteban Paredes, Jorge Valdivia, Carlos Carmona, Matías Zaldivia y Claudio Baeza (los dos últimos suspendidos por amarillos). Algo que terminaron pagando caro.

Los albos manejaron las acciones prácticamente desde el arranque del lance, y tuvieron las acciones más claras. Pero Lucas Barrios, principal eje de ataque de Colo Colo, no estuvo fino y falló ocasiones inmejorables.

Sin embargo, a los 70 minutos el técnico Miguel Riffo hizo una movida que cambió el trámite del partido. Mandó a la cancha a Raúl Becerra, quien segundos más tarde y en la primera pelota que tocó abrió la cuenta para los locales. El atacante recibió un centro en área chica, totalmente habilitado, y tras un giro preciso remató casi a “quemarropa” para batir al meta Agustín Orión.

El tiempo se agotaba y el Cacique no encontraba los caminos. Eso hasta el minuto 90. Aunque con polémica. Después de un remate de Jaime Valdés, que dio rebote en el golero Naranjo, Juan Manuel Insaurralde remató solo para poner el empate sólo a falta de que se jugaran los minutos de tiempo adicional. Sin embargo, al momento del disparo del “Pájaro”, el zaguero estaba en dudosa posición. Todo parecía indicar que los albos se traían una igualdad a Santiago, aunque Diego Fernández, otro que ingresó desde la banca, dijo otra cosa.

El iquiqueño entró al área rival y, casi sin ángulo, metió un disparo perfecto que batió a Orión en el último minuto del partido. Así las cosas, Colo Colo quedó con 33 puntos, en el sexto puesto de la tabla, a menos de una semana del Superclásico ante la U, que ayer sábado venció a O’Higgins, en el Monumental. En tanto, Iquique respira con esta agónica victoria y llega al undécimo puesto con 21 unidades.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario